jueves, 1 de junio de 2017

ABAJO EL ALZHEIMER (UNO DE VARIOS APERIÓDICOS)

Paraos cinco minutos de vuestra vida a escuchar esta gran canción del gran Javier Krahe. No os arrepentiréis:



Bueno, pues aunque no tengo tanta vida corrida ni tantas experiencias como seguramente tuvo el amigo, algo sí que tengo y por supuesto yo también quiero recordar. Ni con la mitad de talento, ni la décima parte de interesante, sin música y con rima de circunstancias....

Yo también los recuerdo
fueron los mejores;
más bien en negro
que en vivos colores,
(por aquello de que el sado
guarda forma mejores),
allá van las cuentas
no sé si de cien amores
pero igual se acercan...
qué más da el número final?

Así, haciendo balance general
he de decir dos cosas primero;
una que esto no ha acabado
y por ello espero
vivir cien amores más
y dos, que ha habido de todo;
desde amores eternos
hasta polvos que trajeron lodos;
pero....a todos los recuerdos,
a todos los quise sin igual
todos me dieron la vida
alguno me la quiso quitar;
más bien abunda la madurez
(pues siempre el crepúsculo me gusta admirar),
más bien abundan las curvas
(pues aunque masoca, me gusta agarrar),
hay morenas, rubias y pelirrojas,
en eso me da un tanto igual,
hay mujeres, y como más mujer una trans,
y algún hombre con bigote,
y aunque en el balance de mi vida
no todas pesan por igual
(igual que yo en la suya,
no soy tan especial),
al menos he vertido el llanto
por un par.

He de empezar por los amores de fantasía
pero tan importantes
que, duda alguna no cabe,
han de figurar;
ellos me molderon,
ellos me abrieron la puerta,
ellos tienen la culpa
ellos lo han de pagar,
para bien, porque me molan,
porque no soy normal,
para mal.

Y la primera, por supuesto, 
aquella que golpeó primero,
aquella que manejando un látigo
golpeó algo en mi cuerpo;
una Diosa que no solo no he olvidado
sino que todavía venero y amo;
mi primer amor, 
mi más loca pasión
de una mañana de sábado,
con apenas cuatro años 
en un cutre programa infantil
hoy apenas recordado
había una actriz
a la que dediqué este legajo;
interpretaba una copia patria
del personaje de La Madrastra,
Pauloca, se llamaba.

Interpretada con desparpajo
abrió la caja de los truenos
de estos deseos tan raros;
yo con cuatro putos años
quise ser prisionero y esclavo
de esta belleza inmortal 
que buena estaba un rato.
Pauloca de mi vida, Pauloca de mi corazón,
golpeastes primero,
fuiste mi primer amor,
eras una Reina muy rara,
querías cortar cabezas a mogollón,
ibás dando gritos con un látigo,
estabas tope cañón,
te quise y te quiero,
pero vamos a hablar de cien amores;
ya está bien para el primero.

Si el primer amor fue la copia
el segundo fue el original;
que cabrón este Walt Disney
con esta Madrastra sensual,
que utiliza manzanas de mordazas,
a una sumisa blanca quiere para el pelo dar,
le adoran hasta los espejos,
 a ver quién se iba a negar
a ser su esclavo y siervo
diciéndole de rodillas
que es la más guapa del Reino,
la más mejor de toda la Villa,
y desatando su genio,
un castigo a ella rogar,
en las mazmorras de Palacio
una tarde pudiendo jugar....
 
Lástima que esté tan delgada,
a ver si me come más,
pero si con su copia Pauloca
me dió un nosequé que qué se yo,
con el original me dió lo mismo....
aunque he de confesar;
 algo menos, en grado mínimo,
no sé si por la carnosidad
o porque como el primero, 
aunque sea copia,
no hay igual.
 Pero que conste que la venero
y está de actualidad
interpretada en estos tiempos
por anoréxica tan anoréxica
a ver quién la hace flaca más
pero el vestido sigue molando
y la porte sigue igual.
Mientras eso pase conmigo
siempre tiene oportunidad.

No sé si fue después de La Madrastra,
o quizás un poco antes,
aunque cabe la posibilidad
de que fuera también durante...
cuando eres niño el tiempo
da lo mismo y da igual.
(Cuando eres mayor esto
se llama infidelidad).
La cosa es que tengo un vago recuerdo
de un patio de colegio
y una sensación muy extraña
dejándome cazar
por una niña
en algo parecido
al juego del pilla-pilla
una soleada mañana
en un colegio de pago
en algo que debían ser párvulos
 y no recuerdo más....
salvo que Olga se llamaba
y ni de eso estoy seguro.
Como amor no vale un duro,
pero no había empezado egb
y de amores ya van tres.

 Aunque no recuerdo la cara de esa niña
la sensación al agarrarme,
quizás gritándome un PILLA!
sí que la tengo clara.
Algo empezaba a oler a podrido
en mi alma.
Y sí, es verdad,
Olga se llamaba.

He de confesar, no obstante,
que cosas como las contadas,
quizás no haya ninguna más
o quizás haya bastantes,
pero que sean recordadas
ninguna memorable,
así que de los cinco años a los doce
haremos un salto temporal;
que yo recuerde
no hay ná de ná,
pero no se inquieten ustedes,
que vamos cogiendo carrerilla
y empieza el festival;
sensaciones raras siempre he tenido
pero han sido los tebeos de Mortadelo
quienes las han absorvido...
eso se va a acabar,
la bestia estaba dormida,
empieza a despertar.


Y lo hará en el siguiente tocho de esta serie, que no sé cuándo será.  Por eso la haremos aperiódica, para no obligarme a nada. Así que en el próximo escrito puede que continue, puede que no. Pero que continuará, eso seguro. Hasta entonces tengan cuidado ahí fuera.



miércoles, 17 de mayo de 2017

4 AMAZONAS DE ÉBANO CON BOTAS Y CARA DE MALA LECHE QUE DERRUMBARON MI SER

Yo quería ser normal. Lo juro. Estaba convencido de que lo podía ser. Nada de pajas con que la señu de mates me ata con sus medias, sólo folleteo convencional con la Jenny de turno. Nada de fantasías con látigos y demás cosas de pervertidos, sólo debo desear besos y sobeteo de la Choni de moda. Fuera escupitajos, mazmorras, torturas, asfixia, botas y frikadas varias. Culos, tetas, muslos y sexo en su vertiente de toda la vida de Dios. 

Que sí, que lo iba a conseguir. La verdad es que sin esas cosas de locos no me apetecía pajearme, de hecho no lo hacía, pero tampoco iba por los barrios bajos buscando video cludes de mala muerte con la esperanza de alquilar alguna peli del tema que tuvieran en la sección porno por despiste. Ni iba a ir al Infierno por pensar cosas raras. Ni iba a ser un fracasado en la vida por tener unas inquietudes asquerosas que salen en los libros de enfermedades mentales. 

Iba por buen camino. La verdad es que la Jenny/ Choni/ jefa de animadoras seguía sin hacerme ni puto caso, pero al menos le miraba a las tetas con normalidad y no a sus calcetines sudados. No ligaba ni con aquella chica rara llena de muñequeras jevis, pero al menos no me masturbaba con los remaches de sus botas. Podía ser normal, de verdad. Ya no miraba el jueves pensando en Bernet había dibujado las botas con tacón a CLARA DE NOCHE o estaba un poco vago y pasaba del tema. No miraba el jueves y punto, pero es que antes era una obsesión encontrar un dibujillo del tema.  Tampoco me decía nada el LIB, pero lo podía mirar ante mis amigos sin cara de aburrimiento. Finjiendo, pero lo podía mirar.

Animo, me decía. Yo podía. Es más fácil que te enrolles en la disco con alguna, aunque sólo sea por una cuestión estadística, que le pidas a quien sea que te abofetee en la fila de atrás del cine. Venga, que soy normal. Lo cierto es que lo del Infierno nunca lo había creído, pero sí que el LIB es más fácil de econtrar que una cutre peli sado maso de puta pena. Venga, sólo por pragmatismo, hazte normal. Esto no lo sabía, pero seguro que si me gusta el sexo convencional las putas no me resultarán tan caras ni tan frustrantes.

Qué jodida la adolescencia. Qué jodido un mundo sin internet. Yo lo pasé muy mal, pero sobreviví.

Y cómo, os preguntaréis?

Es obvio. Dejando de ser normal.

Las fantasías sexuales son tercas y reclaman sus espacio. Mi yo idiota (más idiota que ahora, quiero decir) y adolescente lo supo en forma de dos señales quasi consecutivas. Una fue un sueño erótico, también llamado polución nocturna, del que no toca hablar aquí. Pero bueno, al fin y al cabo son reflejos del subconsciente y no cuentan como "dejar de ser normal", aunque Freud diría que quiero follarme a mi madre cosa que, aseguro, ni deseaba ni deseo hacer en absoluto.

La otra fueron 4 mujeronas de color (negro) que me golpearon a traición y derrumbaron de un plumazo mis más firmes convicciones. 

Hemos dicho que no existía internet? Pues sí, hubo un tiempo que no existía. Ni el you tube. La única forma de ver un vídeo clip musical cuando quisieras era esperar que lo echasen por la tele y gravarlo en vhs. 

De la primera parte el recuerdo es un poco vago. Del resto me acuerdo como si fuera ayer. Lo vago es que creo recordar que durante un tiempo en alguna cadena daban en horario nocturno mogollón de video clips para rellenar la programación nocturna, antes de que Pepe Navarro crease la franja horaria de medianoche con travestis, paspas y demás. Yo los grababa en vhs, con el programador del vídeo (ese que los padres jamás supieron cómo iba) y a antes de ponerme a estudiar miraba por encima por si había algún vídeo clip interesante. De buena música y eso. Ya, milenials menores de 27 años, os suena a prehistoceno superior, pero una guerra teníais que pasar y en mi lugar os quería ver yo a ver cómo sobreviviríais y tal. 

Bueno, la cosa es que me encontré con ésto:


Ya os lo podeís imaginar, no? A tomar por culo la normalidad. Las riadas de semen acumulado salieron a chorros, estucando las paredes sin necesidad de ningún artilugio del bricomanía ni nada. Un mangerazo de pasta blanca capaz de regar la plaza del pueblo y la del pueblo de al lao. Y a esa primera paja casi involuntaria de mili segundos siguieron tropecientas más (uno era joven y recargaba con facilidad....así estoy ahora, que me he quedado sin balas).  Y luego más y luego más. No podía parar de ver este vídeo clip. Y de hacerme pajas con él.

Cuatro jacas negras, jamonas, con esas botarras y esos vestidos fetish, con esa cara de mala leche comiéndose el mundo, dominando el escenario, emanando sexualidad de latex embutidas en corsets....Lo mejor del mundo. Me derretí. No podía combatir con ésto. Señor, soy débil. Y lo voy a aceptar.

Con el tiempo, aprendes que eres normal, sólo que tu sexualidad es diferente. Aprendes a aceptarte y a no tener complejos ni falsedades. Dejas de ser un puto adolescente imbécil y te conviertes en un imbécil simplemente. También, con el tiempo, ves que Bill Gates inventó internet entre ritual al Demonio y ritual al Demonio y que gracias a eso conoces a gente afín. Incluso a esas Amas que dudabas que existieran.

Ni cuando me topé con este vídeo clip conocía al grupo EN VOGUE ni, si he de ser sincero, me interesó tal más allá de esas primeras mil pajas para retomar el tema. No existía internet y no podía buscar más. Mirando un poco en diagonal mientras escribo esto veo que siguen en el candelabro, remasterizando varios viejos éxitos que, aunque no están al nivel de Bruce Springsteen ni Madonna, tienen su público. Están todavía jamonas pero ya no me dan el morbo de antaño. Tampoco he visto ningún otro vídeo clip siguiente la línea de éste. Craso error, y seguro que motivo del discreto éxito del grupo. Otro clip como éste, con algún látigo añadido, y seguro que llenan estadios y entran en los anales de la música como LOS BEATLES O CANTAMÚSICOS. Veo que siempre han tenido una estética entre fetish y glamour, pero un poco acobardada sin acabar de ir a por todas.

No sé ni los nombres de las componentes ni, por supuesto, los voy a buscar en la wikipedia. Pero oye, gracias. En realidad, si no hubiese sido con vosotras, me hubiera derrumbado igual con cualquier otra cosa que me hubiera topado tarde o temprano. Pero fue con vosotras y, como el primer amor, eso nunca se olvida. 

Estas batallas del abuelo cebolleta no son como cuando cuento lo de ir de putas, pero oye...a mí me molan. 

Tengan cuidado ahí fuera.

jueves, 11 de mayo de 2017

ES MENTIRA

Es mentira/
que no te haya mentido/
es mentira/
que no lo vuelva hacer/
es mentira/
que nos quisimos tanto/
parece que fue ayer.
Joaquín Sabina, "es mentira"

ES MENTIRA QUE SEA UN MAL SUMISO.
ES MENTIRA QUE NO SEA UN POCO VAINILLA, PERO LA CULPA LA TIENEN TUS TETAS, QUE DAN GANAS DE LAMERLAS.
ES MENTIRA QUE NO ESTÉ DESESPERADO.
ES MENTIRA QUE CONOZCA MIS LIMITES.
ES MENTIRA QUE ME DE ASCO METER LA LENGUA EN UN CULO SUCIO.
ES MENTIRA QUE NO CONSIDERE EL MORBO UN SENTIMIENTO.
ES MENTIRA QUE MIS IMPULSOS NO RIGAN MI VIDA.
ES MENTIRA QUE NO ME AVERGÜENCE DE MIS FANTASÍAS.
ES MENTIRA QUE ME ENTREGUE TOTALMENTE.
ES MENTIRA QUE NO TE DESEE.
ES MENTIRA QUE MIS EXPERIENCIAS COMO AMO HAYAN SIDO FRUSTRANTES.
ES MENTIRA QUE LO HAYA PRACTICADO UN POCO TODO.
ES MENTIRA QUE NO LO VUELVA A HACER.
ES MENTIRA AQUELLO DE QUE SI NO HAY BESOS LA SESIÓN NO VALE NADA.
ES MENTIRA QUE NO QUIERO QUE ME ATES A LA SILLA.
ES MENTIRA QUE NO LO HAYA PASADO NUNCA MAL EN UNA SESIÓN.
ES MENTIRA QUE NO ME DEJE TORTURAR POR DESCONOCIDAS.
ES MENTIRA QUE NO CONSIDERE FEA A NINGUNA MUJER.
BUENO, ESTO ÚLTIMO NO ES MENTIRA.
ES MENTIRA QUE NO QUIERO SENTAR CÁTEDRA.
ES MENTIRA QUE NO ME HAYA ARRASTRADO POR TENER UNA SESIÓN.
ES MENTIRA QUE NO LO VUELVA A HACER.
ES MENTIRA QUE TUVIERA GANAS AQUELLA VEZ.
ES MENTIRA QUE NO ME PONGAS A CIEN.
ES MENTIRA QUE QUIERA SER TU AMIGO.
ES MENTIRA QUE NO ME VAYA LA MARCHA.
ES MENTIRA QUE NO SEA RENCOROSO, RASTRERO, PELOTA, MENTIROSO, ESTRATEGA O RUIN.
ES MENTIRA QUE HAYA LEÍDO TANTO. LO HE HECHO, PERO UN POCO POR ENCIMA.
ES MENTIRA QUE PIENSE QUE LAS NUEVAS GENERACIONES NO TIENEN NADA QUE APORTAR.
ES MENTIRA QUE ME SIENTA UN VIEJO DINOSAURIO PORQUE SOY DE LA ÉPOCA EN QUE ME COMPRABA EL LIB SI SALÍA UNA ENTREVISTA CON DÓMINA ZARA.
ES MENTIRA QUE ESTE BLOG SIRVA DE ALGO. PERO ME GUSTA CREÉRLO.
ES MENTIRA QUE SEPA SI PREFIERO ESTAR ATADO O QUE ME DEJEN TOCAR.
ES MENTIRA QUE QUIERA ESTAR ENCADENADO EN UNA CELDA SI ESTOY A TU MERCED.
ES MENTIRA QUE NO PIENSE EN FUMAR EN MITAD DE UNA SESIÓN.
ES MENTIRA QUE NO PIENSE EN QUE ME PONEN UNA POLLA EN LA BOCA CUANDO ME PONEN UNA MORDAZA.
ES MENTIRA QUE NO TE MIRE EL CULO AL DARME LA ESPALDA.
ES MENTIRA QUE ME GUSTE LA TORTURA DE PEZONES. PERO HÁZMELO OTRA VEZ, POR FAVOR.
ES MENTIRA QUE ENTIENDA EL BDSM. PERO NO ME IMPORTA, LOS DESEOS NO SE DEBEN DE ENTENDER.
ES MENTIRA QUE SEA CAPAZ DE TENER UNA SEXUALIDAD CONVENCIONAL. LO INTENTÉ UNA VEZ, DE ADOLESCENTE, Y ME CORRÍ AL VER A UNA MUJER CON BOTAS PASEANDO POR EL PIPI CAN A SU PERRO. LA REPRESIÓN SEXUAL ES EL MEJOR SISTEMA PARA CREAR PERVERTIDOS.
ES MENTIRA QUE AL ENTRAR EN EL VAGÓN DE METRO NO MIRE A LAS MUJERES MADURAS QUE LLEVAN FALDA DE CUERO Y/O BOTAS.
ES MENTIRA QUE TE ECHE  DE MENOS.
ES MENTIRA QUE LO CUENTE TODO. ES MENTIRA QUE LO PIENSE HACER.
ES MENTIRA QUE NO ME AVERGUENCE DE MIS FANTASÍAS. HAY UN PAR QUE NUNCA LAS CONFESARÉ. O SÍ....
ES MENTIRA QUE NO NECESITE VIAGRA.
ES MENTIRA QUE NO HAYA ESTADO NUNCA CON NINGUNA GILIPOLLAS.
ES MENTIRA QUE EL GILIPOLLAS NUNCA HAYA SIDO YO.
ES MENTIRA QUE NO SEA UN POCO MARICA. O UN BASTANTE. O BI. O NO SÉ.
ES MENTIRA QUE NO ME QUEJE DE LAS PROFESIONALES PORQUE EN EL FONDO SEA UN RÁCANO.
ES MENTIRA QUE NO ME MASTURBE PENSANDO EN TÍ.



Es mentira que este rosario de cuenta infelices/
calle más de lo que dice/
pero diga la verdad.

Tengan cuidado ahí fuera.

jueves, 4 de mayo de 2017

NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE....

No soy un buen sumiso, he de admitirlo. Ni meridianamente regular. Ni un sufi pelao como sumiso tengo, vamos. Por qué? Por muchas y variadas cosas, entre ellas....

NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE SOY DEMASIADO CÍNICO.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE SÉ QUE EL BDSM ES ALGO ABSURDO, IRREAL, UNA MERA FANTASÍA.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE ME GUSTA BESAR.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE NO ME CREO NADA, A MENOS QUE EN UNA SESIÓN ME GUSTE CREERMELO.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE NO ESTOY DESESPERADO Y NO TE LAMERÉ EL CULO A MENOS QUE TU CULO ME DE MORBO Y ME MANDES HACERTE UN BESO NEGRO.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE SI ME DAS A ELEGIR ENTRE COMPRAR TEBEOS O TENER UNA SESIÓN CONTIGO, ME HAS DE GARANTIZAR QUE VALES MÁS QUE EL NÚMERO DE BRUGUELANDIA QUE ESTOY BUSCANDO.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE NO TENGO DINERO.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE TAMPOCO TENGO PACIENCIA. Y ES QUE TENGO UNA EDAD Y, GILIPOLLECES, LAS JUSTAS.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE EL DOLOR DUELE.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE MUCHO RATO HACIENDO LO MISMO ME ABURRO. LAMER PIES, GENIAL. UNA HORA LAMIENDO PIES, UN PUTO ROLLO.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE NO SOY FÁCIL DE IMPRESIONAR. HE TENIDO VARIAS AMAS Y MUCHAS SESIONES. DAME ALGO MÁS.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE SOY UN TIPO GORDO, ME ESTOY QUEDANDO CALVO, ESTOY CASADO Y TENGO UN SUDOR MUY FUERTE.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE FUMO, BEBO, NO COMO SANO Y SÓLO HAGO DEPORTE SI EL SEMÁFORO ESTÁ EN ROJO Y TENGO PRISA.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE NO LE HAGO LA PELOTA A AMA S.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE COGÍ EL MANUAL DEL BDSM Y ME LIMPIÉ EL CULO CON ÉL.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE MIS PEZONES SON MUY SENSIBLES.
NO SOY UN BUEN SUMISO PORQUE TENGO LA POLLA PEQUEÑA Y ME CANSA EL FOLLAR.
 NO SOY UN BUEN SUMISO....A MENOS QUE TÚ SEAS UNA BUENA AMA QUE ME SEPA LLEVAR. ENTONCES FLIPARÁS.

sábado, 11 de marzo de 2017

CERRANDO TEMAS (EN FALSO, CLARO)

Este blog, como veís, está muerto desde hace más tiempo del que me gustaría porque su autor (yo) no tiene idem para dedicarse a las divagaciones que antaño eran la niña de sus ojos. La vida, que tiene esas cosas. Mi naturaleza sexual es bedesemenera como es mi pelo rubio y mi genética propensa a engordar aunque sólo me coma un par o siete de tigretones de nada. Mi cerebro anda igualmente en inquietudes varias sobre este mundillo y se excita sacándole punta a sus causas, consecuencias, sucesos, chismes, acontecimientos y pensamientos como se excita viendo a cualquier hembra látigo en mano. Bueno, puede que esto segundo me excite un poco bastante más, pero ya me entendéis. 


Necesito el bdsm en todas sus vertientes igual que necesito el respirar. Es mi naturaleza, mi deseo, mi sexualidad. Me gusta, me fascina, me pone, me excita. Lo quiero, lo anhelo, lo necesito, lo busco, lo sueño y lo practico siempre aunque no lo practique en ese momento. Los entendidos ya sabrán entender lo que yo entiendo.

Pero la vida es la que es y nos lleva donde nos lleva. Ahora mismo hay prioridades que me impiden tener tiempo para estos tochos que me ponían como una amoto. Y a vosotros también, malandrines. Así que de tanto en tanto me paso a barrer y a quitar las telarañas en espera de tiempos mejores, de esos en que se tiene tiempo, tranquilidad y ánimo para decir cosas y divagar sobre ellas. 

En esto que llevaba un tiempo sin escribir porque quería acabar el tema de las profesionales que prometí acabar, ese que tenéis en el post anterior y que daba para unos cuantos folios. Pero después de casi 6 meses sin que me haya podido dedicar a ello, más vale cerrar el tema aunque sea en falso para no tener un bloqueo que me impida continuar. De esos; "hasta que no cierre este tema no contínuo con otros, y como no lo cierro nunca no continuo nunca con nada". Una paradoja temporal de estas del gato, más o menos.

Así que vamos a medio cerrarlo aunque sea en falso. A día de hoy estoy un tanto alejado del mundillo (aunque no de los amigos que he hecho gracias a este mundillo), así que no tengo ningún problema en quedar bien o mal con nadie, algo que por otra parte no lo he tenido nunca. Lo digo porque si no pongo nombres o no voy un poco más allá es porque creo que no procede.

En fin; cuatro pinceladas de lo que me hubiera gustado exponer y que pienso hacerlo algún día;

Pues que en mis experiencias con profesionales, decir que ha habido un poco de todo pero que la mayoría han sido decepcionantes. También es cierto que hay niveles y niveles; mi poder adquisitivo me ha dado para algo más que ir con las más tiradas pero para bastante menos de alquilar los servicios de Dóminas con renombre y solvencia. 

Voy a despotricar, pero insisto; me quejo de un servicio que he apalabrado entre adultos con capacidad de elección. No soy alguien que trata a la mujer como un objeto, igual que no trato como un objeto a/la abogado/a que contrato, ni alguien que abusa de un ser indefenso obligado/a por mafias, proxenetas y demás. 

En todo caso, ametrallo sin orden ni concierto;

1-La inmensidad de prostitutas convencionales que ofrecen estos servicios sin tener ni puta idea de lo que son o como se hacen es bestial. Lo cual no sería problemático si no cobrasen las tarifas de bdsm (es decir, el doble o triple de un servicio convencional). Alguien les ha dicho que si en vez de poner el coño para que se lo coman dicen "te ordeno comerme el coño" pueden pedir más dinero, y muchas veces esta es la única diferencia para ellas entre un servicio normal y otro bdsm.

2-El poco respeto que muchas profesionales hacen sobre el tiempo pactado, supongo que como consecuencia de lo anterior. Si se apalabra una hora por X, es una hora, no 35 minutos. Por no hablar de los típicos trucos de regatear tiempo; que espera mientras me cambio, (aunque he llamado tres horas antes), que si la ducha de antes, (lo cual me parece higuiénico y normal, pero no me lo descuentes del tiempo y mucho menos mientras buscas toallas, etc...), que si ahora te cuento mi vida en vez de ponerme a ello...Si no te gusta el trabajo no lo hagas, pero 80-100 euros por una hora es un pastizal, cúrratelo.  Insisto en que estoy hablando de profesionales con capacidad de elección.

3-La sensación de haber tirado el dinero o haber pagado por algo de forma desproporcionada es bestial también. Oye, no soy un tacaño. Oye, ya sé que todo tiene un precio. Oye, al que trabaja siempre hay que pagarle. Pero digamos que el sueldo medio REAL de España es, con suerte, de 1000 euros mensuales. Siendo generosos, digamos que son netos. La media de hora de trabajo al mes es de 160, contando las 4 semanas peladas. Si dividimos 1000 euros netos por 160 horas, nos sale una media de precio hora de....tachán, tachán....6.25 euros netos hora. Joder, si vas a cobrar entre 15 y 20 veces más quel el precio de hora de un españolito stándar, de esos que encima tiene/tenemos suerte de tener trabajo, al menos cúrratelo.

4-La sensación de que hay mucha intrusa, mucha buscona que busca un dinero fácil sin saber ganárselo. Del tipo, "me abro una cuenta en twitter, pido esclavos que me pagen tributo y a vivir". Y la sensación de que estas cuentas desaparecen al poco, pero queda que nos toman a los que nos gusta el bdsm por gilipollas, grifos de pasta fácil abiertos, idiotas depravados de los que hay que aprovecharse.

5-La sensación de que te dicen que sí a todo cuando contactas por teléfono, que hacen estoy lo otro, que tal y que cual, y cuando vas pasan olímpicamente de lo hablado y van a su guión, el poco que saben o el que les interesa.

Hubo una en concreto a la que le expuse por teléfono que tenía la fantasía de estar atado. Confirmé la cita con ella en estas condiciones. LLamé media hora antes para comunicarle que estaba en camino y se lo volví a repetir. Cuando subí al piso le expuse de nuevo que quería estar atado. Me pasó a la ducha y estuve unos diez minutos esperándole, O sea; que tuvo desde la mañana de antes, desde media hora antes y desde diez minutos antes para buscar la cuerda de una bata, un trapo, unas medias o lo que fuese. Evidentemente, lo primero que me dijo al volver a la habitación fue; "bueno, voy a buscar algo...ahora con qué te ato yo?"

En fin, iba a despotricar un poco de todo esto, todo ello sazonado con anécdotas mil que le han pasado a mi persona cuando he ido con profesionales de este calibre.

Queréis anécdotas, verdad? Pues ahí van algunas;

Hubo alguna que se anunciaba como mega ama de la muerte. Quedé con ella y me llevó a un cuchitril de habitación en la que apenas cabíamos dos personas de pie, con un camastro de dudosa higiene y sin asomo de material bdsm por ninguna parte. Le dije que en este espacio yo no pagaba 100 euros por una sesión, entre otras cosas porque no sé qué sesión íbamos a tener si apenas cabíamos, y pilló un rebote de muerte, que qué me esperaba, que qué quería, etc....

Hubo otra a la que le expuse mis fantasías (más o menos normales dentro del bdsm, nada especial, que si un azotillo, una atadura, una humillación, poca cosa...) y me dijo a todo que sí, que ella sabía, que era profesional, que tal y que pascual. Llego y me dijo; "lámeme el coño", Le dijo que no, que yo no había venido a eso, que ya le había comentado que el máximo sexo que quería tener es una paja 5 minutos antes de que acabe la sesión (y desde luego no pensaba lamer ese coño ni en broma, no es por despreciar, pero soy muy aprensivo). No supo qué hacer en el resto del tiempo, se le habían acabado los recursos y conocimientos, que acababan allí.


Muchas veía que me daban un palique tremendo, de eso de contarme su vida y tal. Hubo una en concreto que pasó 20 minutos comentándome que trabajaba de tal y cual cosa y que el tema estaba muy mal y que nosequé....Yo la escuchaba muy educadamente, hasta que me percaté de que habían pasado 17 minutos (casi un tercio) de los 60 apalabrados y no había pegado ni chapa ni nos habíamos puesto en faena. Un tercio de una tarifa de 90 euros son 30, que es dinero que bien me cuesta ganarlo y que me gasto muy gustosamente en tebeos pero no es escuchar la vida de nadie. Le dije que este tiempo no contaba del apalabrado y se enfadó; se puso en faena de mala gana y hasta luego lucas.

Timos con el tiempo apalabrado un montón. Pero si en vez de una hora ha estado 47 minutos....dónde pides el libro de reclamaciones? Porque puede parecer una tontería, pero 13 minutos de 60 es una cuarta parte, y un cuarta parte de 100 euros son 25. Lo cual en verdad no tendría excesiva importancia si no fuera porque la experiencia tampoco era satisfactoria o, lo que es lo mismo, se repetía el chiste de woody allen de que la vida es como la comida de un hospital; mala y encima escasa.

También tengo recuerdos de algunas que fueron en verdad profesionales, pero aquí hemos venido a rajar. La verdad es que este tipo de profesionales con poca profesionalidad provocan frustraciones, traumas, etc....por eso incido sobre ellas. 

En fin; que esto del glamour y lo estricto y la profesionalidad y el tren de vida y tal que a veces se asocia con este mundillo la verdad que no es para tanto. Hay un sub mundo más allá (en concreto más allá por la zona de debajo) de las grandes figuras que es bastante cutre y chapucero, la verdad.

Otro día con más tiempo lo desarrollo. De momento con esto cierro el tema, me quedo tranquilo un tiempo y espero volver por aquí a barrer en breve, que al menos esté mal enterrado este espacio. La próxima neura ya la puedo soltar sin que haya algo que me lo impida. Y al fin y al cabo tampoco me ha quedado un tocho tan vacío. De hecho, me gustaría leer más sobre este tema en los ambientes bdsm.

Un abrazo a todos los que todavía estáis aquí. Y ya saben; tengan cuidado ahí fuera.

PD: Agradezco enormemente los comentarios del post anterior. Como saben los habituales, caso que quedo alguno, siempre contesto personalmente todos. En este caso además son especialmente interesantes y hay temas en los que quiero incidir. No los he contestado porque he ido a piñón, pero están todos leídos y anotados para desarrollar cosas que en ellos se dicen. Gracias y disculpad, de verdad.